viernes, junio 23, 2006

¿Por qué junkeducation? ¿Por qué ahora?

En 1996 aparecía en Internet la página junkscience.com, (literalmente chatarra científica) la finalidad de esta interesante página era la de desvelar el torticero uso de la ciencia para defender datos e hipótesis sobre los más variados tópicos, generalmente ligados al medio ambiente o a la sociología, sin contar con evidencia científica real y rigurosa.

Si esto ocurre en el campo de la ciencia que decir de lo que sucede en el ámbito de la teoría educativa. Muchos de los tópicos sobre la educación más ridículos, algunos con amplio apoyo social, tratan de ofrecerse como fruto de un conocimiento científico pedagógico riguroso. El sentido de esta página no es otro que tratar de desvelar periódicamente algunos de esos tópicos y demostrar que su vigencia no es fruto del rigor científico sino de la ignorancia o la ideología. No es una crítica a la posibilidad de conocimiento pedagógico, pues está hecha por quien se dedica a la pedagogía desde la Universidad, pero sí defender la necesidad de no dar por buena toda ocurrencia sólo por el hecho de que suene bien o esté de moda.

Nacer al comienzo del verano, justo el día que terminan los colegios en Madrid, tampoco es casual pues una de los objetivos de esta página es demostrar que la idea de que el estado debe educar a sus miembros de manera privilegiada no es sino un enorme mito como trataremos ir demostrando. ¿Qué mejor día para empezar que aquel en el que el estado libera a sus educandos y éstos comienzan a aprender de otra forma?

2 comentarios:

fernando dijo...

Excelente página. Enhorabuena y te deseo un largísimo recorrido. Necesitábamos esta página: se esté o no de acuerdo con sus contenidos iniciales

AVATAR dijo...

Pecando de lamarckismo, si la necesidad crea el órgano, y estando de acuerdo con la necesidad no ya de esta página (que lo es) sino de cualquier forma de pensamiento crítico, ojalá se crearan órganos competentes que cambiaran las cosas y acabaran con la dictadura de lo políticamente correcto y el totalitarismo de la ignorancia y el más imbecil al poder.

Escépticos saludos.