lunes, febrero 25, 2008

El gran pedagogo

Como llega la época electoral y puesto que este es un blog dedicado a la reflexión sobre la educación me he dado una vuelta por los programas educativos de cuatro partidos PSOE, PP, UPyD e IU. Haré sólo unos pequeños comentarios pues las posturas son las conocidas por todos. Aviso de salida que nadie se ha decidido por proponer un progrma de cheque escolar.

Sólo el PP habla de libertad de elección de centro como eje principal de su programa. Es una buena promesa que sería más creíble si de verdad dejasen que existiese la libertad de modelos educativos también en la enseñanza pública y no tratasen de ahogar iniciativas como la del Colegio Trabenco en Madrid. La libertad, es lo que tiene, sirve para dejar lo que te gusta y también lo que no te gusta dentro de unos amplios márgenes. UPyD también recoge esta libertad pero la matiza. En el PSOE y en IU no he encontrado ninguna referencia a la libertad de elección. El caso de IU es ciertamente el más totalitario, propone ir hacia una única red de centros públicos que impida la existencia de ningún centro concertado cuando la oferta pública sea suficiente. La típica visión de la competencia como algo negativo. Esta claro que algunos tienen alergia a la libertad.

La religión forma parte también de los programas de IU y de UPyD. Parece mentira el interés que existe por liquidar una materia que es optativa, es decir, lo explico para los no familiarizados con la compleja terminología pedagógica, tus hijos no la cursarán si tú no quieres ¿resultará tan dificil dejar a los demás en paz? Pues debe ser que sí. Para ambos partidos esta disciplina no debe ser materia de elección sino que debe sacarse del horario escolar. También hay matices entre estos dos partidos pues para IU no se debería ni siquiera concertar ningún centro con ideario confesional, se ve que los deseos de los padres resultan inconvenientes para estos aspirantes al control social a través del estado. El concepto "elección de centro" está proscrito en el programa comunista. PSOE y PP pasan de puntillas por el tema de la religión en la escuela. Básicamente no cuestionan el status quo. Al PP ni se le pasa por la imaginación hablar de la religión como materia evaluable. La tradicional estrategia de batalla perdida, batalla olvidada, es seguida al pie de la letra una vez más.

De recuperar los valores del mérito y la exigencia hablan sobre todo PP y UPyD, resulta curioso que uno de los ejes clásicos de la visión conservadora de la educación haya sido recuperado con entusiasmo por un partido teóricamente de izquierdas lo que refleja su pretensión de transversalidad. El discurso de UPyD es muy parecido al del PP en este aspecto.

Para terminar me gustaría comentar el exceso de referencias a la educación en el programa del partido socialista que se presenta como el gran pedagogo. Todo su programa es una obra de ingeniería social pedagógicamente pensada. Todo son medidas de reeducación social, se ve que somos muy burros, intolerantes, sexistas, racistas, machistas, poco deportistas...., y necesitamos que estos buenos chicos vengan a cuidar nuestros modales. Quizás un pedagogo debería estar exultante con tanta educación para arriba y educación para abajo. Nada más y nada menos que 125 veces aparece el citado término en el programa. Pero el problema no es aparecer mucho o poco sino aparecer convenientemente y el programa de dicho partido es un compendio de cómo utilizar la educación como arma moral al servicio de la ideología del partido, a veces de manera sutil, a veces de manera burda, como cuando hablan de introducir en el sistema educativo una suerte de comisario de lo políticamente correcto llamado "agente de igualdad" al que pretenden convertir en toda una categoría profesional de aplicación obligatoria, ya se sabe que en temas de moral la obligatoriedad resulta crucial. Desconocemos aún las tareas concretas de dichos agentes del orden lingüístico y comportamental que, seguro, deberán poseer la competencia de ser políticamente correctísimos. No sabemos si andarán por los recreos confiscando cromos y repartiendo peluches entre niños o se entretendrán obligando a jugar al fútbol a las niñas. Quizás se dediquen a repartir condones a las niñas y píldoras a los niños. Sabemos, eso sí, que diversas instituciones avispadas, universidades y demás, ya andan preparando suculentas titulaciones "ad hoc". Aquí el que no corre vuela. Por cierto, el PP tampoco escapa a la tentación de presentarse como el gran pedagogo que necesita esta bárbara sociedad a la que pretenden representar. Estos andan muy preocupados por enseñarnos a comer bien bajo la saludable dieta mediterránea. Manda huevos.

No hay comentarios: